Acompañamiento

La piedra angular de la misión del JRS es ofrecer servicios holísticos y humanos a las personas desplazadas por la fuerza. Ni todos los subsidios del mundo podrán remplazar la calidez de la asistencia que pueda ofrecer un ser humano a otro. El JRS reconoce la dignidad humana en los refugiados a través de su acompañamiento.

Este enfoque directo y personal de la interacción con los individuos y de la cooperación con los refugiados permite un empoderamiento mutuo de los refugiados y del personal del JRS. Es a través de este acompañamiento a los refugiados, impactados por su realidad en los campamentos, en las zonas de conflicto, en los centros de detención o donde se encuentren, que el personal del JRS sabe cuál es la mejor manera de servirles y defenderles en su nombre.

"Nuestro contacto cercano y directo con la gente, nuestra presencia junto a ellos, nos permite saber cuáles son sus necesidades reales," a dicho el P. Bernard Arputhasamy SJ, ex director del JRS Asia Pacífico.



Acompañar significa ser compañero. Somos compañeros de Jesús, así que también lo queremos ser de aquellos con los que él prefirió que le relacionarán: los pobres y los marginados. Esta es una acción práctica y efectiva. A veces es así cómo se brinda la protección, cómo se 'internacionaliza' una situación. La presencia de un equipo internacional puede llegar a impedir un ataque contra los refugiados. Es más, la presencia puede ser una señal. Que una persona libre elija voluntariamente y fielmente acompañar a los que no son libres, a los que no tienen otra opción que la de estar allí, es, per se, una señal, una manera de generar esperanza.

Nuestro acompañamiento reafirma que Dios está presente en la historia de la humanidad, incluso en sus episodios más trágicos. Sentimos esta presencia. Dios no nos abandona. Como trabajadores pastorales, actuamos según esta visión, y no nos apartan de este propósito ni maniobras políticas ni divisiones étnicas, ya sean entre los refugiados o entre las agencias y gobiernos que deciden su destino.