La incidencia política en el Servicio Jesuita a Refugiados

La incidencia política en JRS consiste en capacitar a las personas desplazadas forzosamente a reclamar los derechos que les corresponden y ayudarles a ejercerlos. Implica la promoción de los derechos de los refugiados y desplazados forzosos; la presión para una acción gubernamental e institucional que dé respuesta a las causas del desplazamiento forzoso; y la búsqueda de soluciones sostenibles y duraderas. La incidencia política también incluye actividades para mejorar la percepción pública de los refugiados y desplazados forzosos así como su integración.

La incidencia política de JRS tiene como referencia la Convención de Naciones Unidas de 1951 relativa al Estatuto de los Refugiados, reconocida como piedra angular de la protección de los refugiados. Sin embargo, para el servicio que ofrece y la incidencia política que realiza, JRS utiliza una definición más amplia de "refugiado" que la prevista en la Convención.

Se trata de la definición de refugiado de facto empleada por la Iglesia católica en un documento de 1992 titulado Los refugiados: un desafío a la solidaridad. Los refugiados de facto incluyen a las víctimas de conflictos armados, políticas económicas erróneas o desastres naturales, así como a los desplazados internos.

La incidencia política de JRS se basa en las sinergias que se forman entre los desplazados forzosos, los equipos de JRS y otros que prestan servicios a los refugiados, el mundo universitario, los defensores de los derechos humanos, personas que apoyan nuestro trabajo, y, en algunos casos, funcionarios de gobiernos y de la ONU. Compartimos la esperanza común de que todos los que se han visto obligados a huir puedan recuperar la oportunidad de vivir en libertad y dignidad.


  • Los principios
  • La metodología
Los principios de la incidencia política del JRS

La incidencia política forma parte integral de la misión de JRS y de nuestras actividades diarias en todo el mundo. Para JRS es fundamental abordar las causas del desplazamiento y tratar de cambiar las políticas injustas.

La incidencia política del JRS se fundamenta en los siguientes principios:
  • Está arraigada en la cercanía con los refugiados;
  • Se deriva del acompañamiento y el servicio;
  • Se basa en los valores jesuitas, inspirados en la espiritualidad ignaciana;
  • Se basa en una sólida investigación.
La incidencia política de JRS está directamente vinculada al conocimiento y la comprensión derivados de nuestra estrecha relación con los propios refugiados. Esta capacidad de movilizar a toda la red para llevar la voz de los refugiados a quienes están en condiciones de lograr un cambio positivo, es lo que da a la incidencia política de JRS su integridad y su eficacia.

"Creo que la fe cristiana tiene un fuerte sentido de la justicia con los pobres. Si se ayuda a personas que han sido heridas por las minas, la justicia exige que se abogue también por detener la causa del sufrimiento, que se prohíban las minas y que sus fabricantes rindan cuentas. La misericordia nos lleva a servir a los pobres, a los enfermos y a los iletrados.

Es habitual pensar que los niños pueden ser iletrados, pero creo que las personas realmente ignorantes son las que fabrican armas sin conocer, o sin procesar mentalmente, las consecuencias de aquello que para ellos es fuente de beneficios. Las organizaciones religiosas pueden ayudar a aunar los intereses de la gente con los intereses políticos de los líderes."
Denise Coghlan RSM, directora del JRS en Camboya
La metodología del JRS

JRS lleva a cabo su incidencia política a través de las siguientes acciones:
  • Buscando oportunidades para defender la causa de aquellos cuyas necesidades han sido olvidadas por otros;
  • Dando respuesta tanto a necesidades inmediatas como a objetivos a largo plazo de grupos específicos de refugiados y otros desplazados forzosos;
  • Estando cerca de las personas afectadas, apoyando sus esperanzas y aspiraciones;
  • Ofreciendo oportunidades para que la gente cuente sus propias experiencias;
  • Creando espacios de diálogo entre los centros de poder y los que tratan de provocar cambios positivos en las políticas;
  • Adaptando nuestro enfoque a las condiciones locales, reflejando así las necesidades, recursos y oportunidades a nivel local; y
  • Priorizando nuestros esfuerzos sobre la base del valor añadido que JRS puede ofrecer para complementar el trabajo de otras organizaciones.
La incidencia política de JRS se lleva a cabo a varios niveles. El personal de JRS actúa sobre el terreno en favor de refugiados que necesitan ayuda para proteger sus derechos y su dignidad o para satisfacer sus necesidades básicas. Este trabajo individual lo lleva a cabo el personal de proyectos que, en el transcurso de su trabajo diario, observa las necesidades de los refugiados y les da respuesta.

En Ucrania, por ejemplo, JRS fue informado de que los solicitantes de asilo y los refugiados no podían acceder a la atención sanitaria básica. La respuesta de JRS fue informar a las autoridades ucranianas y a los responsables de los hospitales sobre la existencia de leyes relativas al acceso a la asistencia sanitaria, abogando así por su puesta en práctica.

El acompañamiento se convierte en incidencia política cuando un miembro de JRS hace una petición en nombre de un refugiado a un tercero que puede proporcionar ayuda. Algunos ejemplos: ayudar a un refugiado a inscribirse en un programa del que ha sido excluido por error; ayudar a un refugiado con discapacidad a acceder a cuidados especializados; o buscar representación legal para un refugiado.

El observar un amplio abanico de necesidades puede llevar a la incidencia política sobre el terreno en nombre de ciertas categorías de refugiados, como por ejemplo cuando el equipo de JRS pide a los administradores de los campos, a los funcionarios del gobierno local o al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) que se produzcan cambios en la política o en las prácticas para que las personas vulnerables tengan una mejor protección.

Además de ser parte del trabajo diario del equipo de JRS, la incidencia política conforma un aspecto estructurado de muchos proyectos de JRS, especialmente en zonas urbanas, donde los abogados se dedican a casos relacionados con las solicitudes de asilo y otras cuestiones.

La incidencia política de JRS también tiene lugar a nivel nacional, cuando resulta necesario pedir cambios en la legislación nacional o en las políticas que afectan a los refugiados o a los desplazados internos, cuando los recursos nacionales podrían ser dirigidos a satisfacer mejor las necesidades de los refugiados, o para promover la integración y combatir la xenofobia.

Dado que los refugiados y las cuestiones políticas, sociales y económicas relacionadas con ellos trascienden las fronteras nacionales, JRS se organiza sobre une base regional. Nuestra labor de incidencia política tiene un importante componente regional, con equipos encargados de vigilar la situación de los refugiados y desplazados internos en la región, recopilar información sobre la evolución de la situación y ayudar a formular la posición de la organización sobre cuestiones importantes.

El personal de incidencia política también trabaja con el equipo de comunicación para informar a las oficinas nacionales de progresos que puedan ofrecer oportunidades de defender los derechos de los refugiados.

Por último, JRS trabaja en el plano internacional. Nuestras oficinas en Roma, Ginebra, Bruselas, Nairobi y Washington elevan las inquietudes de nuestra organización a los gobiernos e instituciones que pueden mejorar las condiciones que afectan a los refugiados, y ejercen presión sobre otros actores para que hagan lo mismo. Estas oficinas trabajan estrechamente con nuestros representantes regionales en áreas prioritarias como la educación, la detención y los refugiados urbanos.