Afganistán: en busca de la paz, centrados en la educación
  Afganistán: incertidumbre y esperanza
  Angola: enfrentando el futuro con confianza
  Asia Pacífico: leyendo entre líneas cuáles son las necesidades de alfabetización de los refugiados
  Birmania: la educación es el camino
  Burundi: la educación informal fomenta el desarrollo comunitario
  Camboya: una educación adecuada no es posible en los centros cerrados
  República Democrática del Congo: la educación secundaria para los niños desplazados como objetivo
  República Democrática del Congo: las víctimas de la violencia sexual sacan valor para compartir sus experiencias
  África Oriental: tecnología para ayudar en el aprendizaje de los refugiados aislados
  Educación en el Sur de Sudán
  Internacional: llevando la educación superior a los refugiados
  Jordania: el acompañamiento es lo primero para los refugiados
  Jordania: cambiar con los tiempos, el JRS Jordania se adapta a las necesidades de la comunidad
  Jordania: repensar el modelo tradicional de universidad
  Jordania: el refugiado que hay en el interior de cada uno de nosotros
  Jordania: sin acompañamiento, no hay un servicio real
  los niños refugiados urbanos y la educación
  Malawi: imagínate como un refugiado
  Asia del Sur: estudiantes afectados por la guerra recibirán educación online
  Sudán del Sur: un comunidad es tan buena como sus maestros
  Sudan: paz a través de la educación
  Siria: la violencia en Damasco aviva la desesperanza y el miedo
  Tailandia: Educando durante generaciones
  Tailandia: La educación, un entorno de protección
  Turquía: integración de los niños refugiados en las escuelas públicas
Goma, 12 de febrero de 2013 - Para cualquier persona que viaje a lo largo de los enlodados y abruptos caminos de la provincia oriental de Kivu Norte, le resultara ya habitual ver adolescentes armados con rifles o algún otro tipo de arma de fuego. Los niños son frecuentemente víctimas del reclutamiento forzoso en cualquiera de los muchos grupos armados que hay en el Congo. Aunque los hay que se unen a grupos rebeldes porque creen que es la única perspectiva viable para el futuro.

Para conmemorar el Día de la Mano Roja, dedicada a la difícil situación de los niños soldados en países en conflicto, y que se conmemora cada año el 12 de febrero, el Servicio Jesuita a Refugiados en Grandes Lagos de África ha puesto de relieve la importancia de la educación y del acceso a la escuela como un herramienta esencial para evitar la entrada de menores de edad en grupos insurgentes. Además, el JRS ha vuelto a hacer un llamamiento a las autoridades congoleñas para que protejan a los menores contra toda forma de explotación por parte de los militares.

El personal del JRS en Kivu Norte, un área con más de 900.000 personas desplazadas que viven sumidas en la inseguridad, han sido testigos de los beneficios de la educación, que da esperanzas de un futuro mejor a los niños y adolescentes desplazados. Por otra parte, la educación es fundamental para que los adultos del mañana no tomen las armas y puedan convertirse en futuros líderes dedicados a la construcción de la paz y el desarrollo del país.

"Nos hemos dado cuenta de que los chicos que entran voluntariamente en los grupos armados son aquellos que no asisten a la escuela. Por lo tanto, es importante que haya más escuelas y educación para los jóvenes en Kivu Norte. Les enseñamos tolerancia y respeto para que mañana puedan ser los constructores de la paz en el Congo", explica Esperance Nsengimana, profesora en la escuela de secundaria de Kanyangohe, construida por el JRS en 2012.

La educación genera esperanza. Claude Wiringye acaba de cumplir 18 años, pero ha vivido en un campamento de desplazados desde que tenía 10. Actualmente vive en el campamento de Mweso con su madre y sus hermanos menores, donde está matriculado en su último año de la escuela.

"La vida en el campamento es muy difícil, sobre todo cuando se trata de encontrar algo para comer porque no tenemos tierra para cultivar. Por suerte voy a la escuela y sé que esto me va a ayudar en el futuro", dice Claude.

Claude tiene claras sus metas para el futuro: aprobar los exámenes de fin de curso y convertirse en maestro de psicología.

"Así tendré un trabajo y podré ayudar a mi familia. Por otro lado, con esta formación en psicología podré ser útil a la comunidad, enseñando el respeto mutuo para que las personas vivan en paz. Ir a la escuela me ha devuelto la esperanza ", agregó Claude.

Ir a la escuela en zonas de guerra. Que los niños y niñas  desplazados vayan a la escuela no es algo que debamos dar por sentado. Tras perder el único ingreso que tenían, la tierra, la mayoría de los padres no pueden pagar las cuotas escolares de sus hijos, y menos aún los uniformes y los libros. Por esta razón, cuando el JRS construye una escuela, los directores hacen todo lo que está en su mano para aceptar a todos los niños y niñas desplazados que sea posible. El JRS construyó cuatro escuelas de la zona Mweso en 2012.

La continua violencia por parte de grupos rebeldes todavía representa el obstáculo más grande para que los niños puedan acceder a la educación. A raíz de la incursión militar del Movimiento 23 de marzo (M23) en la capital de la provincia, Goma, a finales del pasado noviembre, más de 240.000 niños faltaron a la escuela durante varias semanas.

Reclutamiento forzoso. Si bien las escuelas son una importante fuerza preventiva en mantener a los niños lejos de los grupos rebeldes, también es responsabilidad de las autoridades congoleñas proteger a los niños contra el reclutamiento forzado.

En septiembre pasado, el JRS fue uno de los firmantes de un comunicado de prensa que pedía al gobierno congoleño que garantizase la protección de los niños contra el reclutamiento forzoso. Según Human Rights Watch, entre mayo y septiembre de 2012, al menos 48 niños fueron reclutados por los rebeldes del M23.

En octubre, el gobierno nacional y Naciones Unidas acordaron un plan de acción para la protección de los niños contra el reclutamiento forzoso y otras violaciones de derechos humanos por parte de grupos armados o de las propias fuerzas armadas.

Durante la reciente crisis en Goma, sin embargo, las agencias de la ONU y ONG condenaron las violaciones sistemáticas de los derechos humanos por parte de grupos armados estatales y, entre ellas "asesinatos, secuestros, tortura y destrucción de propiedades privadas", en las que también estaban implicados adolescentes.

Danilo Giannese, responsable de advocacy y comunicación del JRS Grandes Lagos de África

Countries Related to this Region
Democratic Republic of Congo, Katanga Province, DRC