República Democrática del Congo: en su gestión de la crisis de seguridad, el gobierno no debe perder de vista los Derechos de los niños
19 septiembre 2012

Teniendo en cuenta sus condiciones de vida precarias, los jóvenes que viven en los campamentos de desplazados están en alto riesgo de ser reclutados por la fuerza en el este de la República Democrática del Congo, (Danilo Giannese / JRS)
Los niños no sólo están directamente expuestos al riesgo real de reclutamiento o a volver a ser reclutados; aún son más vulnerables como consecuencia de la reducción de la actividad de las organizaciones de protección de la infancia afectadas por la situación de seguridad.
Las ONG piden al gobierno congoleño que refuerce sus esfuerzos contra el reclutamiento de niños

Kinshasa, Londres, 19 de septiembre de 2012 – Ante la crisis de seguridad, política y diplomática que sufre la región oriental del país, las organizaciones abajo firmantes recuerdan al gobierno congoleño su deber de prevenir la participación de niños en conflictos armados. De acuerdo al derecho internacional, el reclutamiento o la utilización de niños por las fuerzas armadas o los grupos armados ilegales puede constituir un crimen de guerra, y es responsabilidad primordial de los gobiernos proteger los derechos de los niños en su territorio y garantizar su protección contra la explotación militar.

Desde la aparición del grupo armado 'M23' en abril de 2012, ha habido numerosos informes fidedignos, así como testimonios que denuncian el reclutamiento y la utilización de niños. En mayo de 2012, Human Rights Watch reveló que al menos 48 niños habían sido reclutados a la fuerza por el M23. Por otra parte, el reclutamiento de niños está aumentando también entre otros grupos armados - extranjeros o congoleños - en Kivu Norte, Kivu Sur, la provincia Oriental y Katanga.

Desde abril, la situación de seguridad en toda la zona oriental del país se ha deteriorado considerablemente, sobre todo en el norte de Kivu, donde opera el M23, como consecuencia de los combates entre este grupo y las fuerzas armadas de la República Democrática del Congo (FARDC). Sin embargo, la dispersión de las FARDC para contener al M23 abrió las puertas a que muchas milicias de autodefensa y grupos armados estén reclutando y utilizando a niños; en estas áreas, se ha producido un aumento de agresiones a la población civil, incluyendo el reclutamiento de niños, que el gobierno es incapaz de frenar.

El pasado mes de agosto, la MONUSCO expresó su profunda preocupación por los 150 incidentes documentados desde principios de 2012, referidos al reclutamiento de niños por parte del M23, los Mai Mai, las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR) y el Ejército de Resistencia del Señor (LRA); aunque señaló que el número real puede ser mucho mayor.

Las organizaciones abajo firmantes expresan su profunda preocupación por el peligro que representa el actual vacío de seguridad en algunas zonas del este del Congo. Los niños no sólo están directamente expuestos al riesgo real de reclutamiento o a volver a ser reclutados; aún son más vulnerables como consecuencia de la reducción de la actividad de las organizaciones de protección de la infancia afectadas por la situación de seguridad.

En este contexto, el gobierno anunció en agosto pasado una operación para reclutar a jóvenes congoleños de entre 18 y 25 años para "rejuvenecer" las FARDC. A finales del mes, alrededor de un centenar de jóvenes ya se habían presentado voluntariamente para enrolarse. A los abajo firmantes les preocupa que los procedimientos de reclutamiento en la República Democrática del Congo no estén suficientemente regulados para impedir el reclutamiento voluntario de menores de edad.

En sus esfuerzos por combatir a grupos armados como el M23, responsables de abusos contra la población civil, el gobierno congoleño debe asignar el tiempo y los recursos necesarios para garantizar la identificación rigurosa de los reclutas y cumplir con la legislación congoleña sobre la edad mínima de reclutamiento. Además, el gobierno debería abstenerse de suministrar cualquier tipo de apoyo militar y político a grupos y milicias armados sospechosos de reclutar y utilizar a niños soldados.

En febrero de 2012, el Comité de los Derechos del Niño (el Comité) expresó su preocupación y trasladó sus recomendaciones al gobierno congoleño sobre la aplicación del Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la participación de niños en los conflictos armados. Este Protocolo, ratificado por la República Democrática del Congo en 2001, prohíbe a los grupos armados reclutar - ya sea por la fuerza o voluntariamente – a cualquier persona menor de 18 años y utilizarlos en las hostilidades. Con esta declaración, instamos al Gobierno a aplicar las recomendaciones de la Comisión sin demora, prestando especial atención a su deber de:
  • Tomar todas las medidas necesarias para asegurar que ningún niño sea reclutado por grupos armados;
  • Asegurar que la liberación, la rehabilitación y la reintegración de los niños vinculados a fuerzas y grupos armados sea una prioridad;
  • Garantizar que no hay apoyo militar, financiero o logístico a las milicias locales sospechosas de reclutar o utilizar a niños;
  • Establecer marcos para la cooperación y el intercambio transfronterizo para repatriar a su país de origen a los menores desmovilizados de las fuerzas armadas y los grupos armados;
  • Estandarizar los procedimientos de reclutamiento del ejército y formar a los funcionarios para verificar de manera sistemática y eficaz la edad de todos los nuevos reclutas para que ningún menor sea reclutado;
  • Difundir las directrices sobre verificación de la edad y dar instrucciones a los reclutadores de no contratar a nadie cuya edad esté en duda.
Firmantes:
  • Action des chrétiens pour l'abolition de la torture (ACAT), Goma/Kivu Norte
  • Appui aux femmes démunies et enfants marginalisés (AFEDEM), Goma/ Kivu Norte
  • Association de jeunes pour le développement intégré-Kalundu (AJEDI-Ka), Uvira/ Kivu Sur
  • Bureau pour le volontariat au service de l'enfance et de la santé (BVES), Bukavu/Kivu Sur
  • Caritas-Développement Goma/ Kivu Norte
  • Child Soldiers International, Londres
  • Coalition des ONG des droits de l'enfant (CODE), Kinshasa
  • Enfants pour l'avenir et le développement (EAD), Beni/ Kivu Norte
  • Fondation Monseigneur Emmanuel Kataliko (FOMEKA), Uvira/Kivu Sur
  • Promotion de la femme et de l'enfant autochtone (PEFA)
  • Servicio Jesuita a Refugiados (JRS), Roma 
Para más información contacte con
James Stapleton
Coordinador de comunicación
Servicio Jesuita a Refugiados (Oficina Internacional)
Tel:  +39 06 69868 468;  +39 346234 3841;
Email: international.communications@jrs.net; www.jrs.net

Danilo Giannese
Responsable regional de advocacy y comunicación,
Servicio Jesuita a Refugiados Grandes Lagos
Tel:  +257 78991302;
Email: grandslacs.advocacy@jrs.net



Press Contact Information
James Stapleton
international.communications@jrs.net
+39 06 69 868 468