Europa: Las ONG piden a la agencia de fronteras de la UE que proteja mejor los derechos humanos de los inmigrantes
17 octubre 2012

Un grupo de recién llegados de África en un centro de detención de Malta. Malta y otros destinos europeos en el Mediterráneo han visto reducir drásticamente las llegadas de refugiados por vía marítima en el últimos dos años. (Edström Michael/ACNUR) Diciembre de 2009
Esperamos que el trabajo del foro se base en la práctica. No sólo queremos llegar a acuerdos de principios generales sobre el papel, sino que se concrete en normas y mecanismos que garanticen los derechos de los inmigrantes.
Bruselas, 18 de octubre de 2012 - La agencia fronteriza de la UE, Frontex, puso, por fin, los derechos humanos de los inmigrantes en el orden del día de la primera reunión del recién creado Foro Consultivo de los Derechos Fundamentales, que se celebró el martes pasado en Varsovia. El foro, integrado por organizaciones de la sociedad civil e instituciones de la UE, eligió al JRS Europa como co-presidente con Frontex.

"No tenemos palabras para destacar la importancia de este foro. Un número considerable de personas ha muerto en las fronteras exteriores de la Unión Europea. Frontex, como agencia de la UE, está obligada a hacer todo lo posible para garantizar que se respeten los derechos de los inmigrantes que entran en la UE", dijo Stefan Kessler, el representante del JRS Europa en el foro.

"Eso ciertamente no ha ocurrido. Somos testigos de la ausencia de mecanismos de vigilancia para identificar a las personas que necesitan protección, de  la falta de consideración de la situación de derechos humanos en los países de tránsito a los que los inmigrantes interceptados pueden ser devueltos, y de la carencia de mecanismos que permitan a los inmigrantes presentar una queja formal contra Frontex", añadió Kessler.

Recientemente, Frontex ha estado presionado por organizaciones no gubernamentales, entre ellas el JRS Europa, para que garantice que sus operaciones estén a la vista del escrutinio público y aseguren la protección de los derechos de los inmigrantes. Este llamamiento arreció en 2011, cuando cerca de 2.000 inmigrantes murieron al tratar de cruzar el Mar Mediterráneo.

Un ejemplo de ello fue la trágica muerte de 54 inmigrantes en el trayecto desde Libia a Italia en julio de este año. Su barco había llegado a las costas italianas, pero fue obligado a retroceder hasta mar abierto. El único superviviente, un eritreo, dijo a los funcionarios de la agencia de la ONU para los refugiados que todos a bordo habían muerto por deshidratación durante este periplo de 15 días. Más de la mitad de los que murieron eran de Eritrea, un país conocido por las graves violaciones a los derechos humanos.

"Nuestra intención es hacer que este foro se convierta en un instrumento eficaz y duradero que mejore la situación de los derechos humanos en las fronteras exteriores de la UE, y en el marco de las operaciones de retorno forzoso coordinadas por Frontex. Si la entrada de las ONG en el Foro Consultivo se toma en serio, se puede reducir la probabilidad de nuevas tragedias ", añadió Kessler.

El Foro Consultivo trabajará  junto al recién nombrado responsable de Frontex para los Derechos Fundamentales, encargado  de supervisar cómo se salvaguardan los derechos de los inmigrantes durante las operaciones fronterizas.

"Esperamos que el trabajo del foro se base en la práctica. No sólo queremos llegar a acuerdos de principios generales sobre el papel, sino que se concrete en normas y mecanismos que garanticen los derechos de los inmigrantes", concluyó Kessler.

## FIN ##

Información de contacto:

Philip Amaral
Coordinador de advocacy y comunicación
JRS Europa, Bruselas
europe.advocacy@jrs.net
T: +32 (0) 2 250 32 20

www.jrseurope.org
www.detention-in-europe.org
www.twitter.com/JRSEurope

Notas para los editores:
  •  El Servicio Jesuita a Refugiados trabaja en más de 50 países de todo el mundo. La organización cuenta con más de 1.200 empleados entre laicos, jesuitas y otros religiosos para responder a las necesidades de educación, salud, sociales y de otra índole de unos 700.000 refugiados y desplazados internos, más de la mitad de los cuales son mujeres. Sus servicios se ofrecen a los refugiados independientemente de su raza, origen étnico o creencias religiosas.
  •  El JRS tiene oficinas en 14 países europeos, entre ellos una oficina de asuntos de la UE (JRS Europa) con sede en Bruselas. En Italia, el personal y los voluntarios del JRS sirven a cientos de solicitantes de asilo y refugiados cada semana en su comedor. En Malta, el JRS se encuentra con los refugiados y los inmigrantes en detención, a quienes brinda apoyo legal y social, y atiende a las personas que llegan en barco.
  •  En agosto de 2012, el JRS Europa envió una carta al Defensor del Pueblo Europeo señalando las principales preocupaciones de derechos humanos en las operaciones de Frontex.
  •  El JRS Europa está haciendo un activo seguimiento del proyecto de legislación de la UE sobre el Sistema Europeo de Vigilancia de Fronteras (EUROSUR). Una preocupación clave para el JRS, entre otras, es que la legislación no propone específicamente procedimientos de búsqueda y rescate, algo necesario para evitar más muertes de inmigrantes en el mar Mediterráneo.
  •  El JRS Europa participa en el Foro Consultivo de Derechos Fundamentales de Frontex con las siguientes ONG: Oficina de la UE de Amnistía International, Caritas Europa, la Comisión de Iglesias para los Inmigrantes en Europa, Consejo de Europa para los Refugiados y Exiliados, la Comisión Católica Internacional para las Migraciones, y la Plataforma para la Cooperación Internacional sobre Inmigrantes Indocumentados.
  •  El representante del JRS Europa en el foro, Stefan Kessler, está disponible para entrevistas.




Press Contact Information
James Stapleton
international.communications@jrs.net
+39 06 69 868 468