Europa: meter en el mismo saco a todos los inmigrantes detenidos no da los resultados esperados
26 octubre 2012

Un centro de primeros auxilios y rescate para refugiados e inmigrantes en la isla de Lampedusa, Italia. Este centro fue clausurado a finales de julio de 2007, y remplazado por uno nuevo, inaugurado en agosto (ACNUR / A. Di Loreto)
La base es el derecho del inmigrante a la libertad. Los gobiernos y las organizaciones no gubernamentales deben trabajar juntos para desarrollar alternativas que contemplen esta condición mientras se mantiene la eficacia de los procedimientos migratorios.
Bruselas, 26 de octubre de 2012 – La detención de inmigrantes es prácticamente innecesaria porque los gobiernos podrían utilizar alternativas más humanas y rentables, sostiene el JRS Europa en su recién adoptada posición política sobre alternativas a la detención de inmigrantes.

En este posicionamiento político, el JRS Europa define de forma amplia las alternativas a la detención como "cualquier política, práctica o legislación que permita a los solicitantes de asilo e inmigrantes vivir en la comunidad", respetando sus derechos humanos fundamentales de libre movimiento y libertad.

"Nuestra nueva posición política enmarca la detención como debería ser: una medida excepcional y anormal a la que rara vez recurrir. Los gobiernos deben asumir que ellos pueden manejar el caso de un inmigrante en la comunidad en vez de encerrarlo, ya que eso provoca mucho dolor y sufrimiento a los que lo experimentan", dijo el director de advocacy del JRS Europa, Philip Amaral.

"No podemos 'ponerlos a todos en el mismo saco' cuando se trata de alternativas", explica Amaral. "La base es el derecho del inmigrante a la libertad. Los gobiernos y las organizaciones no gubernamentales deben trabajar juntos para desarrollar alternativas que contemplen esta condición mientras se mantiene la eficacia de los procedimientos migratorios".

El JRS Europa espera que las ONG puedan utilizar esta posición política como una guía para sus propios esfuerzos. "Cada uno de los 14 posicionamientos se basa en la investigación y la práctica. Las ONG pueden utilizarlos como base para el desarrollo de proyectos piloto y estudios de investigación, y para asesorar a los gobiernos que estén interesados en explorar alternativas a la detención", dice Amaral.

"Esperamos que nuestra posición política ayude a que las ONG puedan responder a la pregunta a la que a menudo se enfrentan: 'si no es la detención, entonces, ¿qué?'"

Una mala práctica. Tomemos la historia de Hadiaa y su familia como ejemplo de ello, sigue Amaral.

Un día, hombres armados invadieron su pueblo en Iraq y secuestraron a sus dos hijos, de 16 y 18 años, junto con otros jóvenes de la zona. Una semana más tarde, los chicos fueron llevados antes sus padres y asesinados. Hadiaa condenó abiertamente esta atrocidad y por ello recibió numerosas amenazas de muerte, lo que la obligó a huir con su marido y sus dos hijas y el hijo pequeño de 12 años a otro pueblo de Iraq.

Llegaron a Irlanda con la esperanza de encontrar protección. En vez de ello, Hadiaa fue detenida y encarcelada por no tener los documentos adecuados. Los trabajadores sociales se llevaron a su hijo que fue puesto bajo la custodia de los servicios sociales.

"¿Por qué están nos están haciendo esto?" le preguntó llorando Hadiaa a un trabajador del JRS.

"Me dijeron que mi hijo y yo estaríamos a salvo, y que mi marido y mis dos hijas vendrían después. Pero en lugar de eso, estoy en la cárcel. Yo no sé dónde tienen a mi hijo. Mis otros dos hijos están en una tumba en Bagdad. Tampoco sé dónde está mi esposo ni mis hijas. Sólo quiero morirme".

Las alternativas funcionan. Hay ejemplos prácticos que demuestran que Hadiaa y su hijo podrían haber sido tratados de manera diferente. Bélgica, por ejemplo, ya no detiene a las familias inmigrantes sin documentos, sino que las coloca en una vivienda en la comunidad. Las familias permanecen juntas y mantienen su privacidad mientras reciben apoyo individualizado del estado.

La gran mayoría de las familias respetan sus compromisos con las autoridades sin ser coaccionadas. Las ONG locales lo aplauden como un éxito.





Press Contact Information
James Stapleton
international.communications@jrs.net
+39 06 69 868 468