República Democrática del Congo: los rebeldes firman un histórico acuerdo de paz en Masisi
07 febrero 2013

Entre aplausos y manifestaciones de júbilo de la población local, los líderes rebeldes anunciaron su nueva alianza y una nueva era de paz. (JRS Masisi)
Masisi, 7 de febrero de 2013 - El Servicio Jesuita a Refugiados se congratula por el acuerdo de paz firmado el 5 de febrero de 2013 por los diferentes grupos armados para detener la violencia interétnica y traer la paz a Masisi, en la rica provincia minera de Kivu Norte. El acuerdo pretende poner fin a la violencia interétnica que ha provocado 310 muertes desde abril de 2012, el desplazamiento de decenas de miles de personas y la destrucción de aldeas y de campamentos de desplazados.

"Este es un acontecimiento histórico en Masisi. Justo frente a nuestra casa, cientos de hombres armados de varios grupos insurgentes y de grupos étnicos se reunieron para acompañar a sus líderes para encontrar una solución a la guerra. Era la primera vez que estos dirigentes aparecían juntos en público. Hasta hace unas semanas, los grupos armados luchaban entre sí. La población acogió la iniciativa con entusiasmo y participación y esperamos que a partir de este momento, no haya más personas sufriendo por la guerra y el desplazamiento en Masisi ", dijo Danilo Giannese, responsable de advocacy y comunicación del JRS Grandes Lagos de África.

Con la firma del acuerdo de paz, los rebeldes anunciaron el fin del conflicto y de la división entre hutus y hundes en la zona de Masisi. Ha llegado el momento, continuaron, de vivir en paz y poner fin al clima de miedo que reinaba en sus comunidades durante el conflicto.

A la reunión asistieron los líderes rebeldes de la APCLS (Alianza de Patriotas pour un Congo Libre y Souverain); un grupo de la milicia Mai Mai, vinculado a la comunidad Hunde; Nyatura, un grupo rebelde hutu; FDC-Guide, un grupo de milicianos hundes y Raia Mutomboki, otra milicia armada local.

Las palabras de los rebeldes. Entre aplausos y manifestaciones de júbilo de la población local, los líderes rebeldes anunciaron su nueva alianza y una nueva era de paz.

"Pedimos a la población que olvide los errores del pasado. Ya no hay Nyatura ni APCLS, ni hutus ni hundes. A partir de este momento todos somos parte de una misma familia", dijo el general Janvier Buingo Karairi, líder de la APCLS.

En nombre de la comunidad hutu, el jefe de policía de Lushebere, Nyunga Munyamariba, subrayó el compromiso de su comunidad por la paz.

"Hoy es el fin del tribalismo en Masisi. Queremos traer la paz a la zona y tenemos que amarnos unos a otros como hermanos y hermanas".

Reacciones de la población. A pesar de ser día de mercado en Masisi, la población local se congregó en el centro parroquial, donde se celebraba el encuentro. La expectativa era tan grande que desde primeras horas de la mañana los alrededores de la parroquia estaban abarrotados. Allí, en un mismo lugar, estaban mujeres, niños, hombres armados, entre ellos algunos niños soldados.

"Estamos muy contentos de ver que los grupos rebeldes finalmente hayan decidido dejar las armas. Han comprendido que la fuerza no es el camino para lograr la paz", dijo Julien*, un habitante Masisi.

"Lo que pasó hoy es de una importancia histórica para todos nosotros y especialmente para los ancianos, los enfermos y los niños que no pueden huir cuando hay combates. Espero de verdad que a partir de hoy la población local de Masisi pueda contribuir al desarrollo de la comunidad en paz y solidaridad", continuó el hombre.

Sin embargo, parte de la población aún tiene dudas sobre el proceso de paz.

"Temo que sólo sea un juego político. Este área sigue estando llena de armas sin control y hasta que la gente no se sienta totalmente segura no volverá a sus pueblos", dijo un desplazado de un campamento cercano a la ciudad de Masisi.

Para saber más sobre las consecuencias del conflicto interétnico en Masisi, lea las dos declaraciones de prensa del JRS emitidas durante la crisis, publicadas el 14 de noviembre y el 5 de diciembre de 2012.

El JRS en el este del Congo. El JRS es una organización católica internacional presente en más de 50 países de todo el mundo, y que comenzó a trabajar en Kivu del Norte en 2008, en los campamentos para desplazados en los alrededores de Goma. El JRS trabaja actualmente en dos áreas de Kivu Norte: los distritos de Masisi y de Mweso.

En 2010, el JRS amplió sus servicios a cinco campamentos oficiales y a otros improvisados, ofreciendo educación formal e informal y asistencia de emergencia. Además de la construcción y rehabilitación de escuelas de secundaria, los equipos del JRS proporcionan materiales educativos y trabajan en la formación de maestros en 84 escuelas de secundaria.

Por otra parte, se imparten cursos de alfabetización y formación profesional a mujeres, muchas de las cuales han sido víctimas de la violencia sexual. El tercer componente del proyecto es proporcionar ayuda individual a ancianos y personas con discapacidad. En los casos necesarios, el personal los deriva a otras agencias. Más recientemente, con la creación de cinco campamentos no oficiales, el JRS ha comenzado a suministrar alimentos y lonas de plástico en tres de estos asentamientos donde la gente vive en la extrema pobreza.

A finales del 2012, el JRS puso en marcha un proyecto de educación en los alrededores de Goma, para ofrecer servicios educativos a los niños que fueron desplazados tras la toma de la capital de Kivu Norte por los rebeldes del Movimiento 23 de Marzo (M23) el pasado mes de noviembre.

Para más información:
Danilo Giannese, responsable de advocacy y comunicación del JRS Grandes Lagos de África, tel:. 243 821 778 696; 257 78991302, correo electrónico: grandslacs.advocacy@jrs.net; www.jrs.net

James Stapleton, coordinador de comunicación del Servicio Jesuita a Refugiados (Oficina Internacional), tel:. +39 06 68977468; +39 346 234 3841, correo electrónico: international.press@jrs.net; www.jrs.net

* Estos nombres han sido cambiados para proteger la identidad de las personas involucradas.



Press Contact Information
James Stapleton
international.communications@jrs.net
+39 06 69 868 468